Puente Blanco

Por la ruta 86 a 60 kilómetros de la ciudad de Necochea, se encuentra este hermoso lugar envuelto en la tranquilidad y la belleza natural que ofrece el Río Quequén.

Este histórico balneario, fue creado allá por la década del cuarenta, por iniciativa de José Werndl, que era miembro de la Sociedad de Fomento y amante de la vida al aire libre en general y del río en particular. Fue aquel visionario vecino el encargado de plantar y cuidar todo el monte, que hoy en día da sombra y forma parte del increíble paisaje del lugar.

El Balneario Puente Blanco, durante la temporada estival, cuenta con espacios para acampar, baños públicos, parrillas, salón comedor, servicio de cantina y guardavidas, todas cuestiones fundamentales para garantizar la seguridad y un día placentero. Durante todo el año se puede disfrutar del espacio natural y de la pesca.